lunes, 11 de marzo de 2013

Jorge Luis Borges






Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso.