sábado, 13 de abril de 2013

Waiting For The Rapture


Recuerdo tu rostro en la noche, recuerdo tu sonrisa, tus movimientos, tus ojos enardecidos, recuerdo mañanas frías llenas de abrazos, de besos, de amor. Tú y yo viviendo el uno en el otro. Tú y yo y ninguno otro.

Pero parece que es fácil olvidar los buenos tiempos parece en una primera instancia que todo puede ser transformado. sin embargo siempre que me doy el tiempo para hacer un alto y recordarte no puedo sino recordarte como el amor de mi vida como la mujer que calmo mi corazón, mi tristeza. Nadie puede ocupar tu lugar, nadie puede brillar como tú lo haces en mi.