jueves, 15 de mayo de 2014

Maestros

No me gustan los maestros de escuela ni festejar su dichoso día del maestro  pero no por eso no significa que no allá maestros buenos , sé por experiencia propia que a todos los niveles en un 90 por ciento son cretinos resentidos que se aprovechan de su puesto para descargar en los alumnos sus frustraciones y fracasos existenciales. 

Recuerdo tres mierdecillas o bueno recuerdo muchas más pero en especial tres de esas en particular. El primero era un bigotón obeso que su clase solo era colorear a esos personajes importantes de la historia en vez de dar a conocer sus logros jure que cuando fuera grande me vengaría pero no hizo falta el tiempo lo hizo por mí lo volví a ver después de 5 años en una plaza comercial. Se había convertido en un vejete apestoso y decrepito. 

Estuve tentado a escupirle la jeta, pero no valía ya la pena, ya tenía bastante con respirar . La segunda era una maestra de español joven pero no por eso linda al contrario era la típica maestra gorda calentona eh de decir que comparándola con mi pene, mi  pene tenía más personalidad, con esto ya sabrán que clase de gusana era con lentes chicos que hacían que su cara se viese más cerda era de tez blanca y usaba ropa ajustada , 

Ella buscaba cualquier pretexto para gritarnos, regañarnos y  echarnos en cara sus problemas que según ella eran por nosotros, el 3ro era el típico profesor gordo con lentes morboso que solo se ponía a leer y dejarnos trabajos muy extensos pero cuál era la diferencia si todos hemos tenido maestros así la diferencia es que aparte de profesor y de darnos 4 horas o hasta 6 diarias era el representante de grupo así que ya sabrán que nos tenía agarrados de los huevos.

Lo mejor que podías hacer durante esas clases pésimas era o dormitar arrullado por su letanía, leer el chismografía beberte una cerveza a escondidas o simplemente ligarte a esa compañerita buenona de piel tersa y todo en su lugar pero eso si bien putona
Sobra decir que al final del semestre junto con mi cuatro, tres y cinco de calificación compartido con el 95 por ciento de mis condiscípulos, de cualquier forma acudimos en masa con mis profesores a pedir un examen de recuperación o algo que nos permitiera pasar las materias pero los muy hijos de su pinche madre nos dijeron  “Son la vergüenza para la institución y que ellos se encargarían de que nunca pudiéramos pasar su materia”
Obviamente no tenía ese poder así que estudie a lo mucho una semana  me aprendí fechas nombres y datos, aprobé los extraordinarios e inmediatamente después olvide todo. De hecho eh olvidado casi todo lo que eh aprendido en la escuela

Repito no tuve buenos maestros. Las cosas verdaderamente importantes las eh aprendido por mi cuenta, en los libros, en la calle, en los bares y entre las piernas de las mujeres, Mis verdaderos maestros no han tenido nada que ver con la academia, aprendí más de unos viejos borrachos que estaban a las afueras de mi secundaria, por ejemplo tal vez por eso no soy una persona decente pero no me interesa serlo. De cualquier forma en este día que se festeja a los maestros quiero agradecer a los míos, Gracias queridos hermanos, por salvarme de la normalidad y la decencia.