viernes, 31 de octubre de 2014

$ 70 $


Sin trabajo,  sin gente a quien darle razón de mí, sin nadie a quien mi corazón llame en las noches sin nadie a quien maldecir más que a mí mismo, con tan solo un poco de efectivo en mi bolsillo, donde la procedencia no la recuerdo claramente puede ser que el licor consumido anteriormente allá sido obsequiado por una buena persona y por eso tengo aun ese dinero o quizá el licor allá sido robado con mis propias manos y por eso aun este con migo o tal vez solo tal vez me allá encontrado tirado ese dinero, no lo sé, supongo que solo es esa pequeña pisca de suerte que me acompaña y que me mantiene con vida a lo largo de este viaje, para mí es un gran alivio contar con ese pequeño cambio porque será la base de un nuevo capítulo, será invertido en una cerveza un 1/4 de anís o bacardi  unos pocos cigarrillos y ya con todo listo y con una buena lista de reproducción me dispongo a caminar y observar esas simples cosas que para muchos es desapercibido por lo rutinario de sus vidas, pero para mí es un refugio veo una salida al caminar, beber, observar mientras la música sirve de banda sonora viendo a gente con más posibilidades que yo con más deseos de sobresalir o lo contrario a eso.


Tomo los primeros sorbos de mi cerveza sentado bajo un arbol en un parque donde siempre se reconforta mi espíritu, observo el pasto las aves el cielo las nubes miro a los abuelos con los nietos los novios abrazados los señores y señoras ejercitándose cierro los ojos y doy los segundos sorbos a mi cerveza mientras la música me lleva a donde quiero ir a una utopía creada por mí desde hace ya unos meses atrás mi cuerpo se electrifica se llena de emoción porque solo yo estoy viviendo de esta manera porque no soy parte del sistema no soy parte de nada solo soy un millón de emociones, sensaciones, sentimientos a flor de piel respaldado por el sol por la noches por los grandes pensadores, no vivo para nada ni para nadie solo vivo para mí y yo no existo solo esta este momento, abro mis ojos todos siguen en lo mismo los veo me miran con ojos de todo está bien por ahora al momento que me miran bebo los terceros tragos a mi cerveza y es ahí donde termina esa primera escena guardo mi casco en mi mochila prendo el primer cigarro y me dispongo a seguir caminando sin prisas sin preocupaciones más que cruzar la calle.


Rumbo a ninguna parte el poder de la cerveza toma efecto al mismo tiempo que empieza la segunda escena el momento justo para que la música se amolde a la gente a la ciudad a mis pensamientos al darme cuenta de esas sensaciones mi cuerpo de nueva cuenta se electrifica y se sincroniza con lo que hay a mi alrededor, llego algún lugar donde hay el triple de gente que en el spot anterior ahora me encuentro justo en el inicio de un largo camino amarillo lleno de gente distinta a mi como yo a ellos (me siento en el mago de oz) sin pensarlo volteó a mi izquierda y encuentro un pequeño lugar atrás de un bote de basura el lugar indicado para abrir ese segundo trago lo abro lo huelo y doy el primer gran trago que sensación tan distinta que sensación tan maravillosa, arde como el amor como el deseo guardo mi trago y comienzo a caminar observo a gente mayor, gente con familia, mujeres muy bellas, hombres que se creen más bellas que ellas, policías que sospechan al verme pero la flojera es determinante para seguirme y detenerme o solo verme y ser presunto sospechoso 


Es maravilloso como uno puede recargar la batería del autoestima con tan solo salir a algún lugar reflejarse y no poder verse en los demás o ver que hay un montón de posibilidades para hacer las cosas de distinta manera más de una sola vez solo es cuestion de que uno salga a buscar