martes, 28 de julio de 2015

No volver hacerlo


Hace unos días me enfrasque, durante una fiesta de cumpleaños en una especie de discusión con algunas personas que acababa de conocer, una insensatez por supuesto, pero ahí estaba yo defendiendo (defendiendo? que me creo para estar defendiendo?) mis puntos de vista sobre virginidad, amor y algunas prácticas sexuales consideradas por las buenas conciencias como inmorales.

Una señora ya entrada en años opinaba que la mujer debe conservarse virgen para entregar su pureza al hombre que eligiera como esposo otro tipo (su marido) afirmaba con vehemencia que simple y sencillamente hay cosas que no se pueden aceptar como el homosexualismo y la promiscuidad

Yo insistía en que si estaban convencidos de eso estaba bien para ellos y nadie tendría porque cuestionarlos, pero al mismo tiempo ellos tampoco tenían derecho a cuestionar nada
lo que trataba de decir en resumidas palabras es que todos deberíamos tener la libertad de hacer con nuestro culo un papalote y los demás tendrían que callarse el hocico, tal vez seguramente estaba más borracho  de lo que pensaba pues en vez de salir corriendo ante aquellas bárbaras afirmaciones todavía insistí durante algunos minutos con aquello
del respeto y la libertad que tienen los individuos de hacer con sus cuerpos lo que mejor les plazca.

Afortunadamente tuve un momento de lucidez y luego de escuchar algo así como que la virginidad determinaba el valor de una mujer tome mi trago y arrastre mi culo hacia el otro extremo del lugar ahí una amiga open mined (tatuajes-perforaciones-condones en su bolso por si se ocupan) trataba de pendejos a unos chicos  que habían decidido no coger hasta después de haber contraído matrimonio "mierda" en todos lados es lo mismo pensé, esta es la historia de la tragedia de la humanidad todos creyendo poseer la verdad absoluta y tratando de imponérselas a los demás padres a hijos maestros a alumnos amigos a amigos
que criaturas tan pequeñas y miserables somos los seres humanos ¿quién demonios nos creemos para dictaminar lo que está bien o está mal y hacerlo extensivo a los demás?
 
Para mí todo estaba claro no tenía por qué simpatizar con nadie ni siquiera tratar de entenderlo si a alguien le gustaba lamer tacones o escuchar a Camila era su problema
solo había que respetar a los demás y el mundo cambiaria de color pero para criaturas tan estúpidas como los  humanos esa sencilla premisa estaba lejos de su compresión y este
gigantesco mazacote de agua y tierra a que llamamos planeta tierra estallara en mil pedazos antes de que tal cosa sucediera, no podía hacer otra cosa en aquel momento solo levante mi copa y brinde por ellos.