miércoles, 23 de mayo de 2018

Requiem (Mencionado en el libro Sexo y Balas con bragas y disparando)

La faz de una mujer puede ser a veces algo horrible, puede ser un verdadero engendro lleno de horror y de rictus mefistofelicos. Puede ser algo fantasmal, horrisono, suele haber hermosura, belleza atractiva y sexualidad en un rostro femenino, el amor, la pasion y el deseo pueden brillar maravillosamente en el fondo de unos ojos color azul mar, azul cielo, verde o ámbar, el deseo la lujuria puede estar latente en la carnosidad frutal de unos labios rojos como la sangre, ansiosos de ofrecer el humedo contacto y dulce sabor de sus grietas. Mas el rostro de una mujer, que puede ser todo eso para volver locos a los hombres y despertar en ellos los mas ancestrales deseos y apetitos sexuales... puede ser tambien una reencarnacion diabolica, satan puede esconderse tras la sutil belleza y fragilidad de una bonita cara femenina.

Pero a veces en lugar de esconderse, asoma horrendo espectral a sus facciones, como sucedio hace casi un siglo, alla por 1877 en Agrigento, pequeño pueblo en aquel entonces de la isla de sicilia, Graziella Domaggio no fue siempre una mujer hermosa, deseable, apetitosa de estas que han nacido para joder y dar gusto a manta a todos cuantos se acuesten con ella... es mas, en Agrigento, durante los ultomos cien años,no habia nacido criatura mas horrenda que ella, mas execrable y repugnante, su carita diminuta estaba retorcida, tenia unos ojos deformes llenos de un jugo rojizo como la sangre, cuya viscosidad enturbiaba las pupilas: en lugar de nariz tenia dos agujeros a modo de fosas nasales, que parecian hechos a base de horadar su arrugada piel con la punta de unas aguidisimas tijeras, en su boca tenia un ridictus horrendo, semicurvo, con unos labios rehinchados de color morado intenso, Graziella Domaggio puede decirse que nacio con el diablo, no oculto, sino espectalmente asomado a sus facciones, su madre, una pobre mujer devota, creyente hasta el fanatismo como buena siciliana, que recientemente habia enviudado, efectuaba cada dia una peregrinacion, descalza, a una ermita situada al otro lado de las montañas que rodeaban el pueblo, rogando y suplicandolea dios con todo fervor y con mil y una velas encendidas que seapiadase de la fealdad de su hija que se apiadase y le mudara algo el aspecto o se la llevase definitivamente con el.

!Pero quien coño iba a querer semejante monstruo¡ y susplegarias naturalmente no llegaron al cielo ni a mitad del camino tan siquiera y fue transcurriendo el tiempo un dia cuando ya contaba con 21 años Graziela Domaggio huyo hacia las montañas y se instalo en un viejo casero, deshabitado que se hubicaba frente a la colina donde se ergia el viejo cementerio. Graziella paseaba por los bosques y cuantas flores o hierbas rozaba con los dedos de sus manos se marchitaban y morian y las setas que por alli tanto abundaban, se tornaron venenosas y asi hasta el dia en que encontro al hombre silencioso de la capa negra que le pidio que lo siguiera y la llevo a una cueva lobrega y oscura en donde le dio a beber unas pocimas e invoco a los espiritus del mal al principe de las tinieblas a lucifer satan y belial a los poderes ocultos y a EL una y otravez pidiendoles que deshicieran la maldicion y el hechizo que pasaba sobre el abominable rostro de Graziella Domaggio, la muchacha se quedo ligeramente impresionada cuando el oscuro y estraño personaje se le acerco muy despacio pidiendole que se quitara la falda las enaguas todo lo que llevase debajo y le mostrase su sexo al invisible principe de las tinieblas ella como hopnotizada obedecio viendo como el enigmatico personaje comenzaba a desnudarse al compas de ella y le mostraba algo muy gordo, como un cilindro de carne, que se le erguia entre medio de las piernas y le dijo:

besalo, acaricialo, y te convertiras en la mujer mas bella del mundo. Graziella en aquel extraño estado de trance, cayo de rodillas para tomar entre sus labios horrendos aquel trozo de carne cuyo contacto la hizo estremecer y le produjo un gusto inenarrable conforme lo iba chupando con mayor y mayor avidez. Notaba que por el momento se hacia mas duro y mas grande dandole unos deliciosos golpetazos en las cavidades del paladar, las esqueleticas manos del misterioso personaje comenzaron aacariciar la desagradable cabeza de Graziella, haciendole cosquillas en la nuca lo cual intensifico el ardor de ella ponia en lameraquel tronco de carne que a cada instante se le antojaba mas gustoso, de subito el individuocomenzo a estemercerse y aquello que la boca horrenda de Graziella tenia absorbidocasi por entero comenzo a vomitar salivazos como el mismo fuego y que graziella saboreaba con desesperada fruicion:

!Bebe este nectar de la vida, bebelo¡ la incito el, bebelo y te convertiras en la mujer mas hermosa del mundo¡¡

de sus abominables labios iba resbalando gota a gota aquel brebaje de fuego mientras Graziella enardecida sorbia mas y mas hasta que se dio cuenta asombrada, impresionada que el misterioso personaje se volatizaba en el aire, se esfumaba como el fuego fatuo, dejandola sola y sin su gustoso tronco encendido en el interior de aquella cueva de espesas tinieblas. Tras conseguir escapar de alli un tanto asustada Graziella regreso a su casa su madre al verla cayo de rodillas y se santiguo una docena de veces al tiempo que prorrumpia en torpes y atropelladas oraciones porque el rostro de Griziella estaba rodeado de un extraño y fosforescente esplendor porque sus ojos ya no estaban ensangrentados ni sus labios retorcidos ni morados ni tenia dos agujeros por nariz porque Graziella Dommagio era ahora una bellisima muchacha siuna bellisima muchacha de veintiun años bellisima cuya hermosura brillante, diafana,cegadora, enloquecio a los hombres de Agrigento que se disputaron su amor con tal pasion y violencia que llegaron a cometer algunos crimenes, cuyos autores, jamas llegaron a saberse, seis meses despues de la incomprensible mutacion Graziella contrajo matrimonio con Renato Cuturi hijo de un millonario terrateniente del lugar y se dijo muchas veces que Renato habia sidoel autor material o instigador, de los crimenes de todos aquellos que habianse interpuesto en su camino para conseguir a Graziella.

Un año despues de la boda Graziella dio a luz, tuvo un hijo un niño terrible horroroso, hediendo mil veces mas espectral que su madre al nacer parecia volverse loca sus gritos histericos de madre angustiada resonaron con lugubre eco hasta el ultimo rincon de sicilia hasta los extremos ignotos de la tierra y del universo, Graziella cayo entonces en un profundo pozo de espesas tinieblas por el que anduvo dando tumbos y vertiginosos giros en medio de horribles pesadillas plena de visiones infernales, pero desperto de pronto casi en seguida al percibir al siseo de las patas de una silla arrastrandose por la estancia y en la silla estaba sentado el hombre obscuro y silencioso de la capa negra Graziella lo reconocio inmediatamnte y al preguntarle que era lo que de ella queria el desconocido sonrio espectralmente y le respondio .

Invoque a las fuerzas del mal y de las tinieblas para que te dieran la belleza una belleza imborrable que no se marchitase jamas bebiste de la fuente del poder donde nace el chorro ardiente de la vida y la lujuria pero todo eso al precio de traer al mundo un hijo de el y tu ya no puedes romper ese trato tras estas palabras el hombre de la capa se esfumo y ella Graziella permanecio aterrorizada en la cama despierta meditando horrorizada ante la idea de lo que iba a suceder cuando Renato su marido contemplara aquel engendro diabolico que le habia dado por hijo de subito Graziella brinco de la cama iluminados los ojos por el fulgor tan rojo como las calderas del infierno enloquecida, enloquecida de alegria porque habia comprendido lo que tenia que hacer se fue hacia el espejo colgado de una de las paredes del dormitorio y permanecio largo rato mmirandose en el despues violentamente precipitose sobre un costurero cercano cerro los ojos atrapo unas tijeras y haciendo acopio de valor llevo las aguda puntas hacia su rostro clavandoselas con saña una y otra vez perforando aquella piel tersa y fina rasgandola y desgarrando las epidermis produciendoe multitud de heridas y surcos, volvio frente al espejo y comprobo horrorizada llena de un panico que la hacia zozobrar como las mas fragil hoja de un arbol que su rostro seguia siendo tan bello y hermoso como antes, se volvio completamente loca y desaparecio por segunda vez regresando al caseron deshabitado que se alzaba frenteala colina del viejo cementerio pero alli desesperado enloquecido como lo estaba ella fue a encontrarla su marido Renato llevando en brazos aquel pequeño monstruo nacido de las entrañas de Graziella.

Lo tiro al suelo a los pies de ella que retrocedia asustada gritandole bruja ramera diabolica ahora comprendo lo de tu belleza le vendiste tu alma a satanas este hijo no es mio no es mio es un hijo engendrado en tu vientre por las malas artes de satanas y avanzo hacia ella que seguia retrocediendo blandiendo el hacha de cortar troncos que hasta entonces habia mantenido bajo el brazo apretada con este y el sobaco se precipito brutalmente sobre la mujer descargando el agudo filo sobre su cuerpo una y otra vez una y otra vez enfebrecido con mayor saña a cada instante CRASK CRASK CRAAAAAASK !!!!!!!! alguien llego a jurar tiempo despues que lo que habia quedado el resto mas grande del cuerpo de Graziella Domaggio era la mitadexacta dela uña deldedo meñique pero nadie se atrevio a acusar a Renato Cuturi del bestial asesinato de su esposa y del de su hijo al que tambien destrozo a hachazos..