martes, 6 de julio de 2021

Fragmento del capítulo 18 (Extracto del libro Camino de los Angeles de John Fante)

-Saluti!- y tome un trago. No sabía porque había elegido aquel licor. Era la primera vez vez en mi vida que invertia dinero en algo parecido. Detestaba el sabor del whisky. Me sorprendió tenerlo en la boca, pero allí estaba, y antes de que me diera cuenta surtió efecto, como arena entre los dientes, bajando ya por la garganta, manoteando y dando zarpazos como un gato furioso. Sabía a rayos, a pelo quemado. 

Lo sentí bajar, hacerme cosas extrañas en el estomago. Me relami.
-¡Maravilloso! Tenías razón ¡Es Maravilloso! Lo tenía en la boca del estomago, dando vueltas y más vueltas buscando un lugar donde asentarse, y me frote con fuerza, para que el ardor externo se igualara con el interno.
-¡Fabuloso! ¡Soberbio! ¡Extraordinario!